La Luisa Art: Productos en Mimbre, Junco y Madera

La Luisa Art: Productos en Mimbre, Junco y Madera

Nuestra  Chica Emprendedora de hoy es  Sara Enriquez,  Titular de La Luisa Art, Productos en Mimbre, Junco y Madera.

La vida nos lleva por los lugares más insólitos. Y hasta a veces nos tira y nos arrastra como la sorpresiva ola en el mar. Ahora bien… cuando nos abraza una verdadera PASIÓN, ganas de CREAR y lograrlo a pesar de todo, no existen los PEROS. ¿No es cierto, estimada emprendedora?

Es esa inquietud que nos desvela muchas noches. Es el cosquilleo que alimenta cada hora dedicada al trabajo. Es la creatividad que se potencia gracias a ese cosquilleo.

La vida es maravillosa, surfeando o chapoteando. Mucho más maravillosa y, sin dudas, llena de aventuras, cuando somos Chicas Emprendedoras 🙂 .

Nada mejor que las propias palabras de una Chica-E para compartir ¡una pasión emprendedora!

___

La Luisa Art.

“¡¡¡Hola!!! ¡¡¡Me encanta poder contar esta simple historia, para que vean que podemos ser y hacer las mujeres!!!

Soy Sari, madre de 8 hijos, casada hace 20 años con Mariano. Cuando me casé mi sueño era tener mi marca de ropa: Dangerous. He estudiado toda mi vida desde que tengo memoria en Bellas Artes y toda clase de cursos relacionados con el arte y la moda. De hecho a punto de recibirme de Diseñadora de Indumentaria Industrial… mi vida cambió… para ese entonces ya era mamá de Agustín, mi peque más grande hoy ya tiene 19 años.

A poco de terminar con mis estudios de Diseño, yendo y viniendo en el tren me sentía asfixiada. Lo extrañaba mucho, no podía dejar de llorar porque lo dejaba con la abuela. Entendí que no podía con esta situación y opté por dejarlo todo… pero ganaba estar con el gran amor de mi vida. Mi esposo desde luego siempre al pie del cañón me bancó.

Mientras pasaban los años. Hice toda clase de cursos sin dejar de lado a mis hijos. Hasta he pagado a profesoras a domicilio. Venían a casa mientras ellos dormían yo hacía mis trabajos de pintura country. A todo esto, ya contaba con mmmmm creo que 5 hijos. Siempre trataba de combinar trabajo en casa, jardín, cole; sin perder de vista ni a ellos ni mi relación con mi marido.

Ufff días de caos… cuando empecé a recibir propuestas de trabajo que me demandaban más tiempo de lo normal. Pinturas, pinceles, chicos corriendo de acá para allá, teléfono sonando… ¡qué locura! He llegado a pintar a mano mientras le daba el pecho al pequeño Valentino, hoy de 7 añitos.

Un día me piden una bandeja personalizada, la subí a Facebook. Luego me preguntaron si me animaba a hacer un desayuno con esa bandeja. Empiezo muy humildemente con mis primeros desayunos a domicilio un 14 de Febrero.

El pequeño emprendimiento fue creciendo de a poquito. Un día me piden un brindis y un desayuno 15 años. Llamé a mi proveedora de bandejas y baulitos de junco, y por favor le piedo que me espere, que llegaba en media horita. Cuando llegamos al local, ¡sorpresa!… ¡no había nadie! Obvio que la llamé y le pregunté por qué no había esperado. Yo estaba en crisis, tenía que cumplir con mi pedido. Me contestó que haga lo que quiera. Mi pedido era insignificante para ella. ¡Claro si vendía como loca! Ya corrían las 8 de la noche y llego a casa desilusionada con esta gente, por cierto, muy conocida en Mercado Libre y en la Web. No viene al caso cómo se llaman. Les estaría haciendo propaganda gratis. ¡Wowwwww me siento como las actrices de la tele diciendo esto! jejeje

Recorrí mi casa buscando qué hacer y cómo suplantar la bandeja. ¡Zaz! Encuentro una caja de zapatos de fibro fácil, que le había regalado a mi princesa Fátima, para que guarde recuerdos. Le saqué la tapa, la reciclé, pinté un hermoso ramo de flores y la usé como bandeja. Si hubieran visto cómo quedó: preciosa. Bueno, punto número dos: el baulito para el brindis. Desarmamos con mi mano derecha, mi esposo, una cortina de junco. Buscamos maderitas. Obvio que se puso en marcha el factor suerte, mis conocimientos de carpintería, gracias a que terminé en un colegio técnico; y mi marido, que plancha, lava, cocina, es carpintero, padre, productor de seguros, jejeje. ¡Y pudimos armar un hermosor de baúl! Mis clientes quedaron más que satisfechas, con los regalos y yo más. 

Así quise y decididamente estuve dispuesta a emprender este camino de madre y emprendedora. Hoy somos La Luisa Art. Nunca le compré nada a nadie. Solo compré madera, junto, mimbre, tornillos, grampas y me armé de coraje. Mi garage se convirtió en taller. No solo fabricamos bandejas, también biombos, baúles, etc. y todo lo que tenga que ver con la decoración del hogar en junco, madera y mimbre.

Mi sueño está cumplido. ¡Ahora voy por más! Formamos parte de este proyecto: Agustín -mi hijo de 19 años-, Iván -un genio de 16 años ¡que hace maravillas!-, y mi mano derecha, Mariano, mi marido que llega de la oficina, se calza los cortos y ¡se pone a laburar en esto!

Mi vida son mis 8 hijos, mi marido, mis 3 perros, 3 gatos, 9 peces y este pequeño GRAN sueño convertido en realidad: La Luisa Art, en honor a nuestra querida abuela, que desde el cielo nos guía. 

Y así podría estar contándoles más de mi vida, pero ésa es otra historia… “.

 ___

Si desea comunicarse con esta emprendedora para conocer más sobre su emprendimiento u obtener más información sobre sus productos/servicios; utilice los DATOS de CONTACTO. Muchas gracias.

Datos de contacto
Nombre: Sara Enriquez.
País: Argentina.
Web: http://www.llart.com.ar
Facebook: La Luisa Art.

¡Muchas gracias por participar!

Paola Díaz

Asistente Virtual WordPress. Amante del blogging, del té y del #WorkSweetHome. Editora de ChicasEmprendedoras.com.

1 Comment

Dejá un comentario

Your email address will not be published.